jueves, 1 de octubre de 2020

Manual de Voleibol. J´ADOUBE. Proceso de Enseñanza Aprendizaje.I

Este capítulo le he llamado J´ADOUBE por la expresión proveniente del francés y universalmente aceptada en ajedrez , como la forma de decir un jugador a otro que va a tocar una pieza para colocarla  en su casilla (o escaque) sin tener que moverla obligatoriamente.

¿Por qué utilizar este término?, sencillamente queremos colocar a los jugadores en una posición de beneficio en el juego sin tener que moverlos nosotros continuamente.

Parte de nuestra filosofía como entrenador va a estar dentro de cómo enseñar, aunque todo viene enlazado con qué, como, cuando y cuanto enseñar. Estas preguntas son de obligado cumplimiento cuando das clase en un curso de entrenadores, todos quieren tu piedra filosofal.

Tenemos que tener en cuenta en este proceso de enseñanza-aprendizaje lo siguiente “lo que divierta a los jugadores, no siempre divierte a los entrenadores”

Un ejemplo de hace años. Entrenaba a un equipo alevín-infantil en el cual era muy difícil realizar ejercicios analíticos, les aburrida y no prestaban ninguna atención. Cada vez que intentaba hacer algún ejercicio en el entrenamiento sufríamos mucho. El grupo tenía como pasión el jugar por jugar y seguir jugando. Su base de aprendizaje era el juego, pocos ejercicios sintéticos y mucho global. Aunque yo como entrenador pensaba que podríamos conseguir mejorar el saque realizando ejercicios de aprendizaje analíticos, ellas no querían y todo se basaba en el momento del juego. Les daba igual que el error fuera mayor, su implicación era mayor y por lo tanto iban mejorando según iban jugando. El proceso era más lento, pero ellas estaban mucho más felices. Al final consiguieron aprender a jugar, ese era el objetivo.

Entonces ¿Qué enseñar? Hay que enseñar todo el voleibol, el conocimiento más completo del juego que podamos y darles todas las herramientas que tengamos para que puedan desempeñarse lo mejor posible en su práctica.

 ¿Cómo enseñar?, aquí empieza lo complicado. Cuando uno tiene que enseñar tantas cosas como crea conveniente, y necesitamos de una secuencia. Os proponemos la siguiente:

  • un modelo.
  • un método.
  • una metodología.
  • unas estrategias.
  • unos recursos

4.1 Los modelos de enseñanza.

Son la forma en que el entrenador concibe o considera el proceder en su labor de enseñanza en el voleibol. Son las diferentes construcciones que se definen para enseñar todos los apartados dentro de él e interpreta una forma determinada de procesar este acto. Cada jugador tiene diferentes formas de aprender y los entrenadores tendremos que tener diferentes modelos para poder adaptarnos a nuestra situación. Todos se basan en los siguientes tres principios:

  • Lo que pretendemos enseñar.
  • Como se pretende enseñar.
  • Como se va a medir dicho aprendizaje.


Alguno de vosotros pensara que es el momento de hablar de los modelos de juego, pero eso será un poco más tarde. Dicho documento es un plan de juego y lo estudiaremos dentro de unas líneas.

Manual de Voleibol. Diagnostico de la Realidad. Parte II

3.- Diagnóstico de la REALIDAD. 

DONDE NOS VAMOS A METER.

 

3.3 Los jugadores.

Una parte que nos cuesta entender a los entrenadores de iniciación es saber cuál es el patrimonio del CLUB. Lo voy a escribir para que lo sepan, LOS JUGADORES.

Los criticamos por muchos factores, falta de implicación, no se deja corregir, es muy malo, hace lo que quiere; y también los ensalzamos hasta las nubes, es una máquina, nunca entrene a nadie como él, tiene un talento especial, va a llegar muy lejos y muchas expresiones más.

Pero tanto los primeros como los segundos son los jugadores que tenemos. Y cuantos más tengamos mejor. En un deporte como el voleibol no podemos permitirnos rechazar jugadores, es un lujo imperdonable. Eso no quiere decir que tengamos que aguantar todo lo que nos echen, existe un proyecto de Club con sus objetivos y tendremos que saber interpretarlo con el grupo que tenemos. Es por esta razón que hemos de conocer al grupo lo antes posible.

·         Descubrir las motivaciones que cada jugador tiene respecto del equipo.

·         Implicación en la actividad.

·         Actividades complementarias con los estudios.

·         Objetivos que tiene dentro del voleibol.

·         Informe individual del jugador en el CLUB:

o   Años de permanencia.

o   Datos personales y antropométricos.

o   Conocer el nivel de esfuerzo, sacrificio, exigencia e implicación.

o   Crecimiento técnico-táctico.

o   Roles dentro del equipo.

o   Pruebas físicas

Vuelvo a incidir en seguir los consejos que pueden aportar la dirección técnica, qué es la que ha supervisado el trabajo durante los últimos años.

jueves, 17 de septiembre de 2020

Manual de Voleibol. Diagnóstico de la Realidad. Parte I

 3.- Diagnóstico de la REALIDAD. 

DONDE NOS VAMOS A METER. 

“No pidas por una vida fácil, pide por la fuerza para soportar una difícil”. Bruce Lee

Antes de meternos en harina, voy a indicaros dos ideas muy importantes para este capítulo que son:

·         LA EMPATÍA

·         LO QUE NO QUIERAS PARA TI, NO LO QUIERAS PARA LOS DEMÁS.

Cuando comencé a entrenar a finales de los años 80 era difícil poder llevar un equipo federado. Entonces el número era mucho menor y el acceso a ellos de bastante dificultad. Es verdad que la participación en Escuelas Municipales era grande (todavía no estaba la Ley del Deporte del 17 de Octubre de 1990), y todos los municipios tenían un Patronato Deportivo que facilitaba dicha labor, favorecido con las actividades deportivas en los colegios dependiendo del ayuntamiento.

Para poder entrenar en federación tuve que crear un CLUB DEPORTIVO, con estatutos, junta directiva, registro en la Comunidad de Madrid, NIF en hacienda y otros trámites que no se ni como pude acabar entrenando.

En ese momento me di cuenta de la importancia de las dos ideas descritas anteriormente. 

Pase a ser entrenador, pero también Presidente y Director Técnico del Club Getafe Vb. Teníamos 3 equipos, y aunque nuevos en la materia, salimos en 1ª División Femenina Grupo D, que era entonces la segunda categoría del Voleibol Nacional. Lo que hoy sería la Superliga 2 Femenina.

Desde el principio pensé en lo GLOBAL antes que en lo PARTICULAR. Sabía la dificultad que teníae mantener un CLUB, de conseguir jugadoras, dinero, pistas, balones, camisetas, y un sinfín de cosas que no creía que existieran. Me ponía en el lugar de los otros dos entrenadores del CLUB cuando me realizaban algún tipo de solicitud, pero yo también quería que ellos me entendieran a mí. Quería que utilizáramos la EMPATIA para crear-onseguir un CLUB mejor.

Otra de las cosas que me molestaba era la tabla de doble rasero. Pongo un ejemplo.

Las jugadoras han de llegar puntuales al entrenamiento, pero si yo llego un poco tarde no pasa nada. Pero esta era la fácil, una más difícil. Cuando uno es jugador le molesta no participar en el juego, que sean siempre los mismos titulares, que el entrenador tenga sus “jugadores preferidos”, que no de oportunidades cuando se está jugando mal, etc. Ahora, cuando pasas a ser entrenador empiezas a actuar casi de esa misma manera. Esa que tanto odias se convierte en su hábitat particular. Esta es la segunda idea que quiero que penséis.

Es verdad que nunca llueve a gusto de todos, pero es el momento de reflexionar sobre lo que vamos a realizar con el equipo.

Este primer capítulo lo he subtitulado DONDE NOS VAMOS A METER. Definido desde el punto de vista del análisis real de la situación que nos vamos a encontrar, que rodea al equipo que queremos entrenar.

martes, 1 de septiembre de 2020

Manual de Voleibol. Introducción

 2.- Introducción.

Durante mucho tiempo he sentido la necesidad de escribir un manual que muestre la forma que tengo de enseñar/entender el voleibol. El día a día ha ido moldeando una manera particular de ver este deporte, pero la formación y los buenos consejos de los compañeros de profesión, han terminado por desarrollar un modelo en mi forma de trabajar. Quiero que este documento sea una ayuda para los jóvenes entrenadores que empiezan y que se encuentran muy solos ante las dudas que les asalta su trabajo como entrenador.

He pensado la manera de ir desarrollando este manual, y quiero salirme del típico libro de enseñanza del voleibol.

Voy a explicarme.

En los cursos que imparto en Federación Madrileña los alumnos quieren recetas para comenzar su práctica de entrenador. Sus preguntas son sobre como realizo yo cierta acción, y no esperan una respuesta vaga. No quieren sabe la forma correcta que los libros describen, quieren “tu receta”. Que compartas tu experiencia, buena o mala, correcta o incorrecta, pero lo que tú haces en dicha situación.

Imaginaros que os apuntáis a un curso de cocina y os empiezan a hablar de aromas, sabores, texturas, y no sabes ni freír un huevo. Te enseñan múltiples técnicas de cocina, emplatados, fusiones y demás, pero sigues sin saber hacer una tortilla. Buscas que el cocinero te enseñe a freír un huevo, realizar una tortilla, preparar una ensalada o un cocido, y de esa forma empezar a conocer los entresijos de la cocina. Necesitas una receta, que es lo que todo el mundo busca cuando quiere aprender sobre la gastronomía “UN LIBRO DE RECETAS DE COCINA”.

En el caso del voleibol pasa igual, tenemos alumnos que no saben de voleibol, otros que han jugado, otros que han empezado a entrenar y les pica el gusanillo, otros que ya llevan tiempo y necesitan un título y todos quieren saber ¿Cómo lo haces tú?

Pero ocurre lo mismo con los entrenadores más expertos, van a Clinic, Conferencia, Simposios o Congresos de grandes entrenadores donde buscan el seguir aprendiendo. Pero no nos engañemos, buscan más recetas a incorporar al largo libro que cada uno tiene. Es verdad que desde un análisis que cuando empiezas no tienes, un estudio de las palabras pronunciadas en dichos eventos, un proceso de confirmación de ideas a través de las pruebas realizadas en el entrenamiento y un intercambio de pareceres con otros entrenadores.

Con todo ello, el entrenador más experimentado crece y amplía su bagaje de soluciones en la práctica deportiva.

Recuerda, “NADIE NACE SABIENDO”

lunes, 3 de agosto de 2020

Implementación del MODELO DE JUEGO en un CLUB

Buenas a tod@s.

Cuando Javi Blanco me llamó para tener una Videoconferencia en la Federación Riojana de Voleibol, creo que ambos teníamos claro el tema a tratar. La formación de nuestros jóvenes deportistas esta tomando un papel importante en estos momentos dentro del Voleibol, y la idea de trabajo de CLUB mucho más. 

Esto se ha visto reforzado por el Plan Nacional 2025, donde desde RFEVB se esta marcando un trabajo común para el desarrollo y potenciación del Voleibol, Durante este confinamiento han sido grandes los esfuerzos por tener una idea clara de los conceptos en los que se basa y como muestra el canal creado para su difusión (pulsar).

Aquí os dejo el video de la entrevista y más abajo el PPT que utilice para la exposición. Un saludo y espero que lo disfrutéis


El video puedes disfrutarlo en YouTube


Diapositivas

 
Diapositiva-1  
Nos ayuda y guía en el proceso de enseñanza-aprendizaje con los entrenadores y deportistas.
Define un camino para el progreso y evolución de nuestro CLUB
El todo por encima del individuo. El nosotros en vez yo.
Crear una SINERGIA donde el equipo sume más que todas las individualidades.



Diapositiva-2  
Hay que crear un EQUIPO DE TRABAJO, es ideal para la formación de todos.
Aquí vemos el proyecto que comenzamos con Paloma y Perico en Abril del 2017. Contamos además con la colaboración de Ponce y Borja. 
A uno solo se le escapan mucha información y cuatro ojos ven más que dos. APRENDEDLO



Diapositiva-3  
Nuestro ¿por qué? esta claro. Qué no tiene por que ser nuestra filosofía como entrenadores. Nuestro proyecto tiene una idea, y difiere del CLUB para el que trabajemos.
Creemos muy importante el concepto de AGUA-FUEGO, para producir un salto de CALIDAD hemos de tener un CAMBIO DE ESTADO. Mucho fuego para poca agua.


Diapositiva-4  
A partir de aquí comenzamos a desarrollar nuestro programa de entrenamiento. Un PLAN para nuestro CLUB.
Ideal una organización MODELO-MÉTODO-METODOLOGÍA-RECURSOS
Ha de ser dinámico, abierto a modificaciones y evaluable.




Diapositiva-5  
Seria bueno que vierais un modelo de juego, aqui teneis con el que empezamos nosotros (pulsa)
Os adelantamos que nuestra filosofía estaba centrada en : compartir un trabajo común equipos CV PINTO, conocer las necesidades generales de cada equipo, crear una base común técnico-táctica y una bateria de ejercicios.


Diapositiva-6  
Todo entrenador busca una filosofía que refleje su trabajo diario y la manera de interrelacionar todos los miembros pertenencientes al grupo. Os mostramos la evolución sufrida por Bernardiño en su libro Transformando el sudor en oro (pulsar)




En nuestro caso distinguimos tres partes.
Diapositiva-7  
Para el CLUB- las 4 palabras.
El cuerpo técnico- las 3 R´s
Los deportistas - las 3 P´s
Esta es nuestra filosofía de trabajo.




Diapositiva-8  
Antes de seguir me gustaría que vierais la entrada siguiente (ver
Tenemos escrito que progresión en cuanto a gestos técnicos ha de tener nuestros deportistas según la categoría donde estén. 
Esta es una forma de poder tener unos objetivos para nuestro juego.



Diapositiva-9  
Objetivos de los gestos técnicos. Nuestros equipos deben de priorizar en ellos, nuestra sella de identidad.






Diapositiva-10  
En relación a esos objetivos técnicos, el correspondiente objetivo táctico ( respecto a la posesión o no del balón - complejo táctico- , no en cuanto a sistema de juego  5-1 , 6-2, 4-2, etc )





Diapositiva-11  
Hemos de definir que vamos a considerar como ERROR, no podemos estar encima del deportista todo el tiempo. 
Hemos de darle libertad para equivocarse, para errar, pero siendo nosotros conscientes de lo que esta haciendo. Interfiriendo de manera justificada.



Diapositiva-12  
Después de mucho divagar estas son nuestras CLAVES para la enseñanza de los gestos técnicos. 
Sería interesante ver la entrada sobre el Trabajo Técnico por Puestos





Diapositiva-13  
Todo programa de entrenamiento tiene asociado un modelo técnico con ejercicios comunes al CLUB, fácil de identificar por la nomenclatura, y que ayuda a los deportistas en su transito entre equipos.



Diapositiva-14  
Os dejamos un guion de lo que nosotros entendemos que debería incluirse en un MODELO DE JUEGO.






Diapositiva-15  
Todo programa necesita de una EVALUACIÓN constante. En nuestro caso nos hemos marcado unos OBJETIVOS a cumplir en cada partido, pero que dada la competición y categoría son revisables. Cuando subimos de nivel se pueden marcar de forma individual como vemos en  las siguientes entradas: post1 y post2





Diapositiva-16  
Ahora, todo esto no funciona si el personal de nuestra alrededor no confía y cree en esto. Es por esto que hay que tener reuniones para explicar estas ideas y visualizarlas con jornadas de especialización o tecnificación.
Sería deseable Master Class de entrenadores del CLUB que lo llevaran a cabo en sus equipos pero con otros grupos distintos al suyo.


Diapositiva-17  
Es importante de dejar por escrito lo que pretendemos con esto, el ¿por qué? y ayudar con el COMO REALIZAR. Esa guia-ayuda de la que hemos hablado.
Pautas de trabajo, con ideas claras de lo que quiere conseguir.




Diapositiva-18  
Diapositiva-19
Para acabar, todo modelo de juego en iniciación esta pensado para que se desarrolle a lo largo de varias temporadas. Es por ello que el ciclo del proyecto sea el marcado en la diapositiva. Tenemos los dos meses de vacaciones para analizar y modificar aquello que no hemos conseguido, y sin darnos cuenta empieza una nueva pretemporada.
Diapositiva-20







sábado, 18 de julio de 2020

El Legado del entrenador en el voleibol actual

Buenas a tod@s

Para esta última entrada del curso he dejado una reflexión del trabajo realizado por el entrenador y su visión a lo largo del tiempo.

Me he inspirado en el libro LEGACY de James Kerr, donde habla sobre la selección de rugby de Nueva Zelanda, los famosos All Black y sus HAKAS. Una de las selecciones más famosas de todos los deportes del mundo, reconocida y admirada por todos. El funeral de una de sus máximas estrellas, John Lomu, fue retransmitido a todo el país y parte del universo del rugby. En dicho acto estaba presente el legado que se había trasmitido de generación en generación a los componentes de dicha selección. 

La Haka no es solo una danza guerrera tribal maorí que la realizan para intimidar a sus oponentes, es más. Es una danza donde ponen de manifiesto los valores que dicho grupo tiene, el respeto a las tradiciones y al juego, y el coraje que van a demostrar una vez que comience el juego.
Es el legado que han dejado generación en generación, y entre sus principios se encuentra:
MEJORES PERSONAS HACEN MEJORES ALL BLACKS “
Cuando las cosas no iban por el camino que ellos pensaban que debía ser el correcto, hicieron una introspección y analizaron cuáles eran sus valores más profundos, cuál era su propósito y cómo debía ser el liderazgo del equipo en términos de qué ambiente querían crear. Se volvieron a inventar, desaprendieron para volver a aprender. Tuvieron una renovación cultural.
A esto me estoy refiriendo cuando os digo que dejéis a buen recaudo el legado que como entrenador de voleibol queréis dejar. Estad felices con la función que desempeñasteis, orgullosos del trabajo realizado y tener la conciencia tranquila del proyecto que habéis perseguido.

En mi opinión el voleibol es un “juego infinito”. Algunos dirán que no están de acuerdo pensando que los partidos acaban y las temporadas también. Perfecto, el juego en si comienza y acaba  todas las temporadas, pero en cuanto te das cuentas, vuelves a empezar. Es como un bucle infinito.


Pensando en el fútbol, las jóvenes promesas de hace años, son las estrellas de hoy y las leyendas del mañana.
Sin querer darte cuenta, pasas de una situación a otra y después desapareces. Que es lo que queda, TU LEGADO.
El filósofo HERACLITO ya lo dijo en el S. V a.C “TODO FLUYE, NADA PERMANECE” y lo visualizo con otra famosa frase “Nadie se baña dos veces en el mismo río, el río cambia y también el que se baña”. Todo es efímero.
Como yo considero que el voleibol es un “juego infinito” utilizo una frase de Simón Sinek contextualizada para el voleibol “No juegues solo para ganar, juega para perdurar”.
Ese es uno de los mejores legados que puedes tener.
Cuando vuelvo a repasar el libro de Kerr toma mayor importancia otro principio: nadie es más grande que el equipo, el equipo siempre es lo primero. Hay muchos entrenadores que lo olvidan y se pliegan a las peticiones de sus mejores deportistas. Su forma de actuar se ve condenada en función de su rendimiento, y en ocasiones olvidan el principio de equipo.
Como veremos, es importante el papel de nuestro líder, de nuestra estrella. El desarrollo de nuestro equipo depende en muchos casos de la evolución de él. Pero tened en cuenta que él no marca el nivel de tu equipo, lo marca el eslabón más débil de la cadena. Una lesión inoportuna puede llevar al traste el proyecto definido.
En este proceso de conseguir un recuerdo a tu trabajo, será importante la mística que creas en tus equipos/proyectos. “La historia que te cuentas a ti mismo, pronto termina siendo la historia que los todos los demás cuentan sobre ti”. 
Hay ciertos momentos transicionales en la vida en que necesitamos evaluarnos y decir:
 Bueno, ya no soy esa persona.
·         ¿Quién soy ahora?
·         ¿Por qué estoy aquí?
·         ¿Cuáles son mis valores más profundos?
En el tiempo que este entrenando a voleibol,
1.       ¿Qué quiero hacer?
2.       ¿Cómo quiero hacerlo?
3.       ¿Por qué quiero hacerlo?

Si podéis responder estas preguntas y transformarlas en una narrativa poderosa, ya sea individualmente o con el equipo, se transformará en una bandera para ciertas acciones y comportamientos.
Creo que las historias son lo que realmente motiva y mueve a los seres humanos: te dan un propósito, expresan tus valores y comunican quién eres. La gente se conecta a través de las historias, y ese mismo sistema de creencias es lo que hace grandes a los equipos.
Ahora ¿Cuál es el orden para responder a esas 3 preguntas?
Simon Sinek indica que para perdurar en el tiempo (él se refiere a empresas u organizaciones, pero es válido en nuestro cometido) las preguntas hay que realizarlas de dentro a afuera, exactamente al contrario de como las hemos enumerado. Para que nuestros deportistas nos sigan fielmente en nuestro proyecto tienen que estar fidelizados con nosotros y necesitan saber el propósito que tenemos, la misión que queremos cumplir y de esa forma es mucho más fácil conseguir nuestros objetivos.
Muchas empresas no triunfan en sus sectores porqué no tienen ese motivo, y cuando llegan los primeros problemas sus clientes los dejan o abandonan, no tiene ningún sentido seguir apoyándolos.

En esa misma conferencia puso un ejemplo sobre la importancia del motivo.
En la carrera por conseguir el primer vuelo tripulado, competían los hermanos Wright ( Wilbur y Orville) y Samuel Pierpont Langley. Su carrera fue muy distinta, los primeros tenían poca ayuda tanto financiera como humana (poco dinero para contratar a personal cualificado) , mientras que el segundo tuvo financiación por parte del estado (50.000$ de principios del año 1900) con la cual contrato a los mejores ingenieros del momento.
El triunfo de los primeros fue el triunfo del MOTIVO, crear una maquina voladora que cambiaría el curso del mundo, esa idea la compartieron con sus colaboradores, intercambiando planos, diseños y todo aquello que se les pasaba por la cabeza. La idea al final fue del equipo y lucho con todas sus fuerzas por conseguirlo. Tuvieron claro el ¿por qué queremos hacerlo?
En el otro lado, Langley solo tenía un ¿Qué hacer? Una maquina voladora que me haga rico y famoso. Compartía poca información con sus ingenieros por miedo a que le robaran la idea, y al final estos solo trabajaban por la buena paga que les proporcionaba. Fracasaron, como lo hacen muchas empresas.
Simon Sinek explica, que una vez que se enteró que los hermanos Wright lo consiguieron, no continuo con el proyecto. No había MOTIVO para seguir en él, ya no obtendría ni fama ni dinero. Si hubiera tenido algún propósito todo le hubiera ido mucho mejor, hubiera intentado acabar su idea, construyendo una aeronave mejor, con mayor autonomía de vuelo o capacidad de pasajeros, y haber entrenado sin buscarlo en el olimpo de los inventores.
Es una buena historia para pensar en nosotros mismos. 
Pensad en una competición donde somos doce equipos, uno gana y once pierden. Parece ridículo que todos juguemos con el único propósito de ganar.  Con la idea del circulo dorado si encuentras tu motivo siempre ganas. Cuidado ganas tú y todos los que te rodean, eso es muy importante.
En esta historia de ir creando nuestro legado, vamos a tener el hándicap de la nueva sociedad en la que vivimos. La globalización y las nuevas tecnologías han cambiado la forma de enfrentarnos y entender la vida. Nuestros deportistas no son como éramos nosotros a su edad, pero ni cómo eran los de hace cinco años. La evolución ha sido muy rápida y tenemos que saber lidiar hoy en día con muchos más factores que hace unos años.
A todo esto los especialistas lo llaman ENTORNO VUCA, que traducido al castellano y adaptado al voleibol sería VICAD.
Para nuestro legado va a ser importante como nos comportemos ante este entorno y como nos van a afectar diferentes cuestiones como la ética deportiva o el compromiso hacia el equipo.
¿Qué es un entorno VICAD? Se trata de un acrónimo compuesto por cinco términos que son:
Volatilidad: hace alusión a la gran cantidad de cambios que se producen, así como a la velocidad a la que se suceden. Nuestros deportistas son los que más cambios producen y eso lo transfieren al proyecto.
 Incertidumbre: se refiere a la dificultad para predecir situaciones o el curso de los acontecimientos que se van dando. La escasa previsibilidad con la que la que se puede contar. Hoy la falta de compromiso de los deportistas hace que se den situaciones imprevistas cada vez más comunes.
Complejidad: se trata de la dificultad para entender y manejar el contexto, o para distinguir entre causa y efecto. Las relaciones entre los distintos miembros del equipo son cada vez más difíciles, afectando a la organización del mismo. Esto provoca la ausencia de verdaderos líderes que toman decisiones con el apoyo de la plantilla.
Ambigüedad: Incide sobre la falta de claridad generalizada que provocan todos los factores anteriores. Sucede que ya no hay fórmulas establecidas para la solución de problemas típicos.
Dinámico. Un entorno cambiante en cuanto a deportistas, entrenadores, patrocinadores, reglas de juego y competiciones. Esto implica un movimiento con cambios de deportistas y entrenadores, lo que produce otra utilización del concepto como descartable (nadie es imprescindible hoy en día).

¿Cómo adaptarse al entorno VICAD?

  
Para que tu proyecto se adapte a dicho entorno de la mejor manera posible, debes tener siempre en mente 5 claves: 
Planificación flexible, no existe un horizonte fijo de nuestros objetivos, así nuestro campo de visión tiene que ser amplio para poder entender bien todos los procesos.
Conocimiento de uno mismo y de nuestro equipo. Saber nuestros puntos fuertes y sacar el máximo rendimiento. Innovar en nuestras tareas gracias a la formación constante y el talento.
Persistencia, no todo tiene que suceder a la primera, hemos de insistir y con optimismo pueden aparecer oportunidades inesperadas.
Resiliencia. El proyecto y sus miembros deben de ser capaces de reaccionar ante retos inesperados. Nada de paralizarse y bloquearse, reinventarnos y buscar rápidas soluciones.
Simplicidad-Claridad. ¿Qué es lo que queremos?, ¿a que nos enfrentamos?, no podemos hacerlo todo a la vez, tenemos que ir paso a paso teniendo claro el objetivo propuesto y poniendo en práctica todo lo enseñado anteriormente.
Ayudará y mucho tener unos buenos lideres dentro del equipo. Además, los miembros de tu equipo han de tener una fuerte implicación con el proyecto y ser perseverantes en la consecución de los objetivos. Esta implicación se consigue compartiendo con ellos el propósito, ¿por qué lo hacemos?
Nuestro liderazgo como entrenador se demuestra sabiendo delegar en ellos ciertas responsabilidades del proyecto, que sean ellos los que tomen las decisiones que afecten al grupo y que puedan contar con la confianza de que son suficientemente poderosos para llevarlo a cabo. Esta adquisición de poder es lo que se llama empoderamiento y hace que todos los miembros alcancen un estatus de mejora que afecta al grupo en general.
Cuando estoy seguro de mis propias habilidades, no necesito acaparar el poder: puedo delegarlo un poco y eso tiende a dar resultados. Los líderes reales crean líderes.
Alguien pensará  ¿Cuál ha sido mi propósito? Simon Sinek dio en la clave, “jugar para perdurar”.
Siempre en mis proyectos ha estado presente el siguiente el motivo: 
que jugaran el mayor número de deportistas, durante el mayor número de años posibles y conseguir que su nivel progresará para poder disfrutar de este bello juego”.
A mis jóvenes jugadoras estos últimos años les repito mucho un principio de los All Black “deja al final de la temporada tu camiseta, en mejor lugar en que te la has encontrado al principio. Ese será tu legado”. Ya tienen otro motivo para creer en el proyecto.
Una última reflexión para acabar. Siempre he creído que uno no puede liderar algo, si primero no lidera lo más importante, su vida. Mi ¿por qué? lo he tenido claro, el impacto que puedes hacer sobre los demás siendo un educador.
Recordé una entrevista en Planeta Calleja a Ana Botín donde decía que lo que más le gustaba de su trabajo "es el impacto, el poder cambiar la vida de las personas"
No puedo compararme con la mujer más poderosa de España, pero tire de melancolía, de experiencias vividas, y así me acerque a mi motivo. Recordé a mis alumnos de 4º ESO en el año 2016-2017. Fuimos de viaje fin de curso a Port Aventura y sus alrededores. Durante el viaje me preguntaron "Román ¿tú por qué querías ser profesor?" mi respuesta se centró en el impacto.
Les comenté que, aunque socialmente la labor de profesor ha ido decayendo, que su estatus está cada vez más criticado, ser profesor tiene unas ventajas importantes en mi vida. Cada año tengo a mi cuidado la educación de entre 160-175 alumnos en una edad muy compleja. Es verdad que la interferencia de los padres y de las redes sociales están provocando una dificultad en la enseñanza, pero bajo mi visión puedo realizar un IMPACTO en ellos.
Ya sabéis, cada uno tiene que buscar su propio legado.

lunes, 15 de junio de 2020

El trabajo de corrección en el Voleibol. Cómo y cuándo.?


Cuando uno comienza a pensar en un tema, lo más importante es informarse de que hay escrito y que puedes aportar  desde tu punto de vista. Ya sabemos la dificultad de encontrar ciertos temas, pero en este caso en varios minutos apareció algo con el que empezar a trabajar sobre las ideas que tenía y estaba en el siguiente blog: https://marrovira.wordpress.com/2014/07/20/las-correcciones-en-entrenadores-de-formacion/

El primero de los ejemplos era sobre ¡¡Voley Playa¡¡ jejejj, era un buen comienzo.

Las correcciones no siempre son fáciles de realizar y en muchos casos, aun sabiendo, no somos capaces los entrenadores de hacerlas de la mejor de las maneras. En muchos momentos de mi vida de entrenador no fui capaz de evitar cometer errores en su utilización, y hay que estar siempre atentos, pues estos errores pueden  aparecer en cuanto nos confiemos.

EMPECEMOS: ¿Qué diferencia hay entre un entrenamiento y un partido? Parece una pregunta tonta, pero es el matiz importante al tema que nos ocupa. Tenemos que tener claro que en un entrenamiento podemos repetir una y mil veces un gesto, y en todas las ocasiones sin ningún efecto a la puntuación ni a la clasificación del equipo. En un partido cada acción implica un efecto.

Por tanto “la presión “de nuestros deportistas en un partido es muchísima mayor. Les afecta y condiciona para poder seguir en el encuentro, y en muchos de los casos les lleva a la desilusión, desesperación y hasta la angustia cuando el error es grave o repetitivo. Pero hay que tomar medidas para modificar esos errores que nos hacen no jugar de la mejor de las maneras posibles. Hemos de intervenir como entrenadores.

Esos son los dos escenarios en que el entrenador tiene un mecanismo de intervención, que son las CORRECCIONES, tanto individuales como colectivas, pero que a mi entender son de diversas naturalezas. Cuidado, el error puede producirse en alguna de estas fases: percepción, decisión o ejecución, y nuestras correcciones tienen que estar relacionadas al contexto donde se produzca.

En los entrenamientos el entrenador puede comunicarse tantas veces como quiera con el jugador que está realizando la acción, parar el entrenamiento, repasar las soluciones a dicho error, buscar soluciones, y todo ello INTERACTUANDO dentro de la cancha, cercano a los jugadores.

Los partidos son otra historia, el entrenador está en una zona limitada por el reglamento, con unos tiempos definidos y con unos cambios limitados por el reglamento. No puede interactuar todo el rato como él quisiera, y sin embargo tiene que dar soluciones a las acciones y situaciones que se plantean.

Estoy de acuerdo con la teoría de que en los entrenamientos hay que corregir los errores que se dieron durante el partido, por ello tendremos que repasar “los sistemas de juego” y “los gestos técnicos”. Coordinarlos con los jugadores y presentar un PLAN DE JUEGO para el siguiente partido. Muchas veces dependiendo del rival que nos toque o simplemente buscando la estabilización de nuestro propio juego.

Hay que utilizar LAS CORRECIONES en estos momentos. Los entrenadores tenemos que corregir los desajustes técnicos y tácticos en el entrenamiento y no de una forma obvia, sino de una manera eficiente para el jugador.

Voy a utilizar el vocablo de Mar Rovira, el jugador SABE QUE HACER en la mayoría de las veces, pero necesita que le ayudemos, eso lo llama ANCLA ATENCIONAL. Me gusta este término.

Lo explicaré como yo lo entendía hasta que la leí. El jugador necesita una información UTIL y SENCILLA para realizar las acciones de forma correcta, y volver a recordar el camino en caso de error. En el ejemplo de la recepción muchos jóvenes jugadores BATEAN (golpean el balón con el exterior del antebrazo y moviendo los brazos en la trayectoria del balón). La indicación de muchos de los entrenadores es “NO BATEES “, que fácil, si él no quiere batear dicho balón, quiere colocarlo perfecto a su colocador.

En este ejemplo el ANCLA podría ser “levantar el hombro más cercano a la trayectoria y desplaza el cuerpo hacia atrás fuera de ella”.

El jugador tendría una información para CORREGIR inmediatamente su error, pero no quiere decir que lo vaya a hacer perfecto la siguiente vez. NO SOMOS MAGOS.

Con esto quiero decir, que hay que realizar CORRECCIONES TÉCNICAS cada vez que se produzcan, pero no ser pesados. Se necesita tiempo para entender y realizar los conceptos que les explicamos. El modelo tiene que ser muy visual para que el deportista interiorice lo explicado por el entrenador y aun así, hay algunos que progresan con mayor lentitud que otros, ASI QUE PACIENCIA.

Lo que sí que es un ERROR para mí, es la CORRECCION VENTAJISTA. Es aquella que se realiza mirando el resultado final de la acción (muy abundante en categorías inferiores por los entrenadores). Jugadores que sacan mal, torciendo la espalda, lanzándose el balón detrás, etc, pero pegan unos obuses que son punto directo.

HAY NO HAY CORRECCIÓN, PUES MUY MAL.

Sin embargo, CORREGIMOS y MACHACAMOS al endeble, cuyo gesto técnico es bueno, pero su fuerza no le da para pasar el balón por encima de la red. Pero digo con el saque como con la recepción (jugadores con malas plataformas, doblando codos, cruzando piernas, etc), con el ataque (batidas horribles, codos flexionados, sin manualidad, etc), así con cada uno de los gestos.

¿Qué estoy proponiendo? HAY QUE CORREGIR no pensando en el resultado final, sino en el trabajo TÉCNICO. A partir de ahí avanzar con las CORRECCIONES TÁCTICAS (según vamos subiendo en la edad de los jugadores este trabajo se va equilibrando y en equipos de ELITE, superando).

Lo que sí que no creo es en las constantes CORRECCIONES TÉCNICAS que veo en los partidos de muchos de los entrenadores. Como dice alguno de nuestros amigos leídos “HAY QUE CONFIAR EN EL TRABAJO REALIZADO EN LOS ENTRENAMIENTOS” y jugar el partido. Para ello no tenemos que estar recordando a los jugadores cada uno de los fallos que realizamos en algunas de las acciones (y que casualidad que siempre son de índole técnicos).

CREO QUE HAY QUE CORREGIR MUY POCO DE TÉCNICA DURANTE UN PARTIDO. Eso lo reservamos para los entrenamientos. Ahora es el momento de ser un estratega en el juego y ver que habilidades tienes en esos instantes, realizando CORRECCIONES TÁCTICAS, cambios estratégicos, motivando a tus jugadores, sacando rendimiento a los tiempos muertos, buscando esa magia que la técnica no te va a dar en ese instante.

Los jugadores ya saben que están fallando, y si tienen buenas ANCLAS, serán capaces de reconducir el camino. Y el entrenador puede recordárselo. Pero lo que no podemos hacer de nuevo es ser VENTAJISTAS con el resultado de la acción.

Otro ejemplo, no podemos decir a un jugador que vaya al saque y TIRE A ROMPER y luego si lo falla, es que no se puede fallar, que era muy importante, que con lo que se ha entrenado, etc.

ESO NO ES CORREGIR, eso no es nada.

Es el momento en el partido de anotar que errores se repiten con asiduidad y realizar las CORRECCIONES pertinentes en los entrenamientos. Esto no quiere decir que en algún momento lo hagamos, pero sin pasarnos. Esto haría, como dice Mar Rovira, que la CALIDAD DE LAS CORRECIONES sea tan buenas que nuestros jugadores lo recuerden y las apliquen como ese ANCLA que hemos definido.

Por lo tanto, ¿COMO CORREGIR? A través de ANCLAS, con ejemplos claros, sencillos y nada ventajistas, sin pensar solo en el resultado momentáneo, sino en un resultado a largo plazo. Corrección con motivación hacia el deportista, con un refuerzo positivo en el mensaje. Si encima podemos mostrarle un modelo visual del movimiento correcto, mucho mejor. Qué se vea una y otra vez y que compare con el modelo. Os dejamos la teoría de SANDWICH que nos propone Xesco Espar para corregir a los deportistas


¿CUANDO CORREGIR? En los entrenamientos tanto técnica como táctica, lo justo y necesario. Con poca información, útil y sencilla. Cuando se comienza el aprendizaje espaciar las correcciones en el tiempo, solo incidir cuando el movimiento lleve riesgo de lesión.  Pensad que mucha información puede llegar a no ser escuchada.

Y en los partidos evitar todas las correcciones técnicas, centraros en el plan de juego.

Un saludo y espero que os sirva.

PS:  A lo largo de los años he intentado seguir los consejos de José Fotia sobre los problemas de la corrección en los entrenamientos de Voleibol. Algunas con más éxito que otras, pero seguimos aprendiendo.
1.      No resulta sencillo reconocer la naturaleza del error en el jugador de voleibol. Debemos de identificar en qué fase se produce: percepción, decisión o ejecución y no es fácil. Cuidado, el objetivo puede ser diferente.
2.      La corrección técnica continua puede llevar a influir negativamente. Además, hemos de preguntarnos si el error es producto de las capacidades existentes o de las que faltan por conseguir (atención en los primeros momentos del aprendizaje).
3.      Poca información en la corrección y a través de ANCLAS o CLAVES. Importante explicar lo que queremos ver y no el error que están cometiendo (corrección ventajista).
4.      La corrección tiene que tener una gran parte motivadora. Convencer al deportista para que acepte sus errores, que sea consciente de ellos e intente corregirlos. Problema, los entrenadores hemos de tener paciencia con dicho deportista, el nuevo aprendizaje le llenará de cierta duda y será reacio a cambiar si eso perjudica su rol.
.